Me gusta

sábado, 27 de abril de 2013

Todos firmes, ¡Ar!


La obesidad, los embarazos, una pérdida de peso muy brusca, la vida sedentaria... Estos son solo algunos de los factores que hacen que nuestra piel comience a perder firmeza y tersura. Un problema que preocupa especialmente cuando llega el buen tiempo y tenemos poner camisetas, pantalones cortos, faldas o vestidos. Aunque no existen remedios milagrosos ni fórmulas mágicas, sí se pueden seguir una serie de recomendaciones para vencer a este ‘enemigo’ de la piel, más conocido como flacidez, y que se empeña en instalarse en diversas zonas del cuerpo, principalmente en la cara interna de brazos y muslos y en los pechos.



La flacidez no es otra cosa que la degradación de las fibras que sostienen la piel, es decir, del colágeno y de la elastina. Por eso, es fundamental tratar el problema con cremas reafirmantes de probada eficacia y fiabilidad. En nuestros centros trabajamos con las marcas Algodermia y Arôms Natur, que, para mí, son la mejor garantía de que las cosas las estamos haciendo bien. Muy bien.




Pero las cremas por sí solas no hacen el trabajo completo. Es necesario combinar los masajes corporales con un trabajo de electroestimulación. No se trata de una técnica milagrosa, pero ayuda. El principio de la electroestimulación es muy simple y reproduce fielmente los procesos que intervienen en la contracción muscular ordenada por nuestro cerebro. En definitiva, la estrimulación hace que recibamos pequeños calambres en las zonas más afectadas por la flacidez. Mover los músculos tumbados en una camilla. Gimnasia pasiva.  

Otro de los pasos importantes contra la flacidez es el método Indiba, una revolucionaria máquina que aporta hidratación, revitaliza la piel, mejora la circulación y produce un efecto reafirmante. Es idóneo para tratar problemas estéticos de la piel en diferentes partes del cuerpo. Desde el rostro hasta los muslos. Y para acabar con la flacidez, es un gran aliado. En Peluquerías Pepa Viñas nos sentimos privilegiados por poder ofrecer este método a todos nuestros clientes.

Pero, sin duda, la garantía de éxito de este combinado para acabar con la flacidez radica en la fuerza de voluntad de cada uno de nosotros. Todas las personas que decidan ponerse en nuestras manos deben tener claro que el tratamiento es inmensamente más eficaz si acompañamos las técnicas que nosotros proporcionamos en la cabina con el ejercicio físico. Se trata de unas sencillas tablas de gimnasia especialmente indicadas para cada zona del cuerpo (brazos, cuello, pectorales, abdomen, caderas, piernas, glúteos...) que actúan de forma localizada. Nuestras especialistas recomiendan a cada persona los ejercicios que debe realizar por su cuenta. En nuestros centros, para poder ayudaros, disponemos de la plataforma vibratoria.




Y ya está. Así de fácil es acabar con la flacidez. El resultado de los tratamiento es visible en pocas sesiones. Pedimos constancia y compromiso. Nosotros, como siempre, ofrecemos garantía y profesionalidad. 

Blogging tips